¿KANBAN físico o software?

Se trata de una pregunta muy interesante. ¿No crees…?

Si la hiciese extensiva a un grupo de usuarios de KANBAN no sabría decir claramente que opción sería la ganadora. Lo que te puedo decir es que yo en este momento me quedo con el KANBAN físico. Así pues, esto es lo que vas a encontrar en este post.

La sabiduría es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen.

Si la agilidad, como entrega continua de valor y calidad, es un gran objetivo para tu equipo. Entonces NO puedes perder de vista el KANBAN ni un solo minuto.

Leer Más

Cómo añadir la R a tu evolución

Todos trabajamos y luchamos diariamente por alcanzar nuestros sueños y anhelos. Pero en muchas ocasiones, sentimos que todo se paraliza y vemos pasar nuestra vida como una película a cámara lenta. ¿Has tenido alguna vez esta sensación?

Evolución es progresar, crecer, seguir, continuar. Ahora bien, en ciertos momentos de la vida no es suficiente, es entonces cuando tenemos que sacar la R del bolsillo y sumarla a nuestra propia evolución.
R + EVOLUCIÓN es REVOLUCIÓN

Sigue leyendo porque creo que es más fácil de lo que piensas.

Leer Más

Tres ideas sobre SCRUM

Está claro que SCRUM es un marco de trabajo sencillo en el cual el sentido común y los valores predominan sobre el resto de aspectos en la gestión de proyectos.
Ahora bien, cada vez me queda mucho más claro que dentro de su aparente sencillez encierra una gran complejidad en su aplicación.

Lo difícil es hacer algo simple.

En mi experiencia personal y tras unos cuantos meses de adopción del marco de trabajo, nuestro equipo tan apenas comienza a ser consciente de lo que significa el cambio de paradigma en cuanto a la forma de trabajar.

Además, es evidente que para alcanzar el éxito es absolutamente necesario que todo el equipo se implique y se comprometa tanto con el proyecto como con el espíritu de la metodología SCRUM.

Leer Más

¿Cómo se contagia la confianza?

Por desgracia, siempre que oímos las palabras contagio o epidemia tienen connotaciones negativas. Sin embargo, pensemos por un momento que ocurriría si el contagio fuera de confianza.

¿Te imaginas las posibilidades?

La confianza se contagia igual que la falta de ella.

Además, hemos de ser responsables de nuestra actitud ya que cuando no desprendemos confianza es fácil caer en el reverso tenebroso de la falta de ella.

¿Cómo podemos transmitir esta confianza en nuestro ámbito laboral?

Leer Más