5 maneras de encontrar a un maestro

Hoy os presento un pequeño SketchNote resumen de uno de los capítulos del libro “ El pequeño libro del Talento “ de Daniel Coyle.

El capítulo resume de una forma clara y directa la forma de encontrar o decidir quién debe considerarse un posible maestro, tutor, mentor, guía, como queráis denominarlo.

Sketchnote resumen.

5 maneras de escoger un maestro

Las 5 maneras de escoger a tu maestros.

  • Evita camareros amables. Es decir, evita los maestros que siempre te dicen que lo haces bien, que te evitan el dolor y que te ponen las cosas fáciles.
  • Busca alguien que te asuste. Es decir, alguien que te observe en detalle, que sea honesto y sincero, que siempre te diga la verdad por dura que sea, y que te oriente a la acción.
  • Busca a un entusiasta de las bases. Es decir, alguien que disfrute enseñándote las habilidades duras, las esenciales y que lo haga con profundo entusiasmo.
  • Busca alguien Directo y Claro, y Evita Predicadores. Si puedes elegir evita las personas de discursos grandilocuentes y opta por los que te dan instrucciones e ideas sencillas, claras y directas.
  • Escoge al de más experiencia. En el caso de que debas elegir entre dos maestros de similares características, elige siempre al de mayor experiencia, generalmente será el de mayor edad, pero no siempre tiene que ser así.

Seguro que se te ocurren más maneras…

En este capítulo del libro, Daniel Coyle nos indica 5 maneras muy directas, pero seguro que a ti se te ocurren algunas más. ¿Quieres compartirlas conmigo?

Anímate y añade un comentario con alguna forma más.

Muchas gracias

¿Que tipo de habilidad estoy construyendo?

Cuando estás adquiriendo una nueva habilidad lo primero que necesitas saber es de qué tipo de habilidad se trata.

¿Qué tipo de habilidad estoy construyendo?
¿Qué tipo de habilidad estoy construyendo?

Existen básicamente dos tipo de habilidades “duras” y “blandas

Habilidades DURAS

Las habilidades duras son aquellas que requieren de una GRAN PRECISIÓN. Se deben ejecutar siempre de una forma correcta y rigurosa.

Las características principales son:

  • Son tareas mecánicas, que se repiten siguiendo un determinado modelo o protocolo.
  • Son tareas rigurosas y que requieren de una ejecución lo más perfecta posible.
  • Cuando alcanzamos la maestría hemos de ser capaces de ejecutarlas sin pensar.

Generalmente para las habilidades DURAS se requiere al inicio de un Maestro o Profesor, quien nos enseñará la habilidad, posteriormente el maestro será prescindible.

Ejemplos de habilidades DURAS

  • Aprender a Multiplicar, Sumar, Restar,..
  • Aprender a tocar las notas del solfeo en un instrumento
  • Aprender a dibujar un círculo, un cuadrado, una línea recta

Habilidades BLANDAS

Las habilidades blandas son aquellas en las que el camino a seguir puede ser variable. Las circunstancias y las condiciones particulares alterarán nuestra forma de actuar.

Se requiere de una capacidad de decisión ágil e inteligente. El resultado dependerá de la calidad de las decisiones que tomemos.

Las características principales son:

  • Necesitamos interpretar las condiciones.
  • Hemos de reconocer patrones e identificar posibles estrategias y soluciones.
  • Dependemos de reaccionar con agilidad, interactuando y adaptándonos al entorno.

Para adquirir este tipo de habilidades BLANDAS lo ideal es disponer de un Mentor. El mentor nos orientara y nos aconsejara intensamente cuando estamos adquiriendo estas habilidades.

A diferencia de lo que ocurre con las habilidades DURAS y el profesor, el mentor puede seguir apareciendo de forma habitual cuando necesitemos un consejo u orientación adicional.

Ejemplo de habilidades BLANDAS

  • Desarrollar la solución de un problema matemático complejo
  • Componer una sinfonía
  • Crear una composición dibujística a base de elementos básicos de dibujo

¿Cómo diferenciar una habilidad DURA de una BLANDA?

Al margen de la diferencia anteriormente apuntada con respecto a si es necesario un Maestro o un Mentor, la mejor forma de diferenciarlas es planteandonos las siguientes preguntas.

¿Debe realizarse con la presión de una máquina?

Si la respuesta es Sí, sin duda se trata de una habilidad DURA

¿Depende de reconocer un modelo y tomar decisiones?

Si la respuesta es Sí, sin duda se trata de una habilidad BLANDA

Continuará …

La idea de este post está inspirada en el libro “El pequeño libro del Talento” de Daniel Coyle.

En este pequeño post hemos visto de forma resumida como saber diferenciar entre habilidades duras y blandas. Sin embargo, en el mundo real nada es tan sencillo y las habilidades generalmente están compuestas de otras habilidades más sencillas y que a su vez pueden ser duras o blandas.

¿Qué te parece esta aproximación?

¿Sabes distinguir de qué tipo son las habilidades que posees?

Aunque al final no te decidas a añadir un comentario, piensalo para ti y tendrás una visión más clara de tus habilidades.

Muchas gracias

Críticas – Claves básicas

¿Sabias que una buena crítica puede ayudarnos a mejorar mucho más que un halago?

Es evidente que un halago no le molesta a nadie, pero por lo general únicamente son útiles para inflar nuestro ego. Creedme, siempre es preferible una buena crítica constructiva a un enorme y vacío halago.

Sketchnote sobre las críticas

¿Cuál es la diferencia entre una crítica positiva y una negativa?

La crítica POSITIVA nos ofrece información útil para nuestro futuro APRENDIZAJE.

La crítica NEGATIVA nos ataca el EGO PERSONAL y generalmente produce un impacto negativo en la MOTIVACIÓN.

Ahora bien, no es que debamos evitar la crítica negativa, una buena y constructiva crítica negativa se transforma de forma automática en la mejor herramienta para nuestro aprendizaje.

Otra alerta a tener en consideración, en el momento en el que detectemos que tan sólo estamos recibiendo críticas positivas, es el momento de buscar nuevos retos más exigentes, hemos de volver a buscar situaciones límite que nos vuelvan a meter en la zona de aprendizaje.

Las dimensiones de la crítica

Las dos dimensiones principales de una crítica son las siguientes:

  • La efectividad de la misma. Esta dimensión mide como nos ayuda la crítica a seguir mejorando. Cuanto más nos ayude a mejorar en el futuro más efectiva será.
  • El tiempo o momento en el que se produce. Esta dimensión atenúa o intensifica el poder de la crítica en función de cuando se produce con respecto a la acción o tarea objeto de la crítica.

La efectividad de la misma

En cuanto a la efectividad se identifican claramente tres categorías:

  • GENERALIZADA. Simplemente se nos indica si lo estamos haciendo bien o mal, pero no tenemos indicaciones de detalles concretos, o aspectos que nos puedan dar las pistas para seguir mejorando. Por ejemplo, los likes en una publicación de Instagram.
  • INFORMATIVA. Nos indican lo que estamos haciendo mal, pero no nos aportan ninguna indicación de cómo consideran que podríamos mejorar, ni ejemplos de cómo hacerlo. Por ejemplo, un comentario de un troll en nuestras publicaciones de redes sociales.
  • CONSTRUCTIVA. Responden a la pregunta ¿Cómo arreglar lo que estamos haciendo mal? Nos dan indicaciones, consejos de mejora. En la mayor parte de los casos está crítica viene de un maestro, un mentor, o alguien con más experiencia que quiere ayudarnos. Por ejemplo, las conversiones constructivas a nuestros posts.

El tiempo o momento en el que se produce

En cuanto al tiempo marcaremos dos límites para ponerlo en contexto :

  • La crítica INMEDIATA. Se produce inmediatamente después de la tarea, o la acción objeto de la misma. En términos absolutos es la más efectiva. Como todo en la vida pueden existir matizaciones dependiendo de muchos factores, entre ellos el estado psicológico del sujeto. Pero en líneas generales podemos afirmar que es la más efectiva.
  • La crítica POSTERGADA. Se produce en un tiempo posterior a la acción. Cuanto más tiempo pase desde el momento de la acción menos efectiva será. Atención, si se produce en un tiempo muy lejano podría causar aversión hacia la persona que nos emite esa crítica.

Un ejemplo de buenas prácticas

La organización internacional de oratoria ToastMasters, de la cual soy miembro en su club de Zaragoza, es un buen ejemplo de CRÍTICA bien aplicada.

En el club, una de las herramientas más importantes de la metodología es la evaluación de los discursos, y es que esta evaluación cumple con las dos características principales de una crítica excelente:

  • Se trata de una crítica CONSTRUCTIVA. Generalmente utilizando la conocida técnica del sándwich y que permite a los oradores tomar nota de acciones de mejora para próximas ocasiones.
  • Se produce INMEDIATAMENTE después de haber ejecutado el discurso. Es decir, en el mismo momento y en dos modalidades diferentes. La primera de forma espontánea por miembros voluntarios del club y la segunda por un miembro del club que sigue un manual de evaluación del proyecto específico asociado al discurso expuesto.

Es decir, se trata de la mejor crítica posible y por lo tanto consigue que el aprendizaje en las técnicas de oratoria sean lo más efectivas posibles.

En resumen

En mi opinión, una crítica constructiva recogida de la forma más inmediata posible es el mejor de los escenarios para ayudarnos a seguir mejorando.

¿Cuál es tu opinión? Me encantaría conocerla, deja un comentario y entablemos una buena conversación.

Si te animas añade una buena crítica constructiva a este Post.

Muchas gracias

Objetivos apoyados en hábitos

Hoy me gustaría hablar de una técnica sencilla para alcanzar tus objetivos. Se trata de apoyar tus objetivos en hábitos consolidados o en hábitos que podamos crear de forma sencilla.

¿Qué es un hábito?

Modo especial de proceder adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas.

RAE

Cuando nos planteamos un objetivo que es exigente y que por tanto supone un esfuerzo, un magnífico punto de apoyo o palanca con la que avanzar de una forma más rápida y consolidada es la utilización de hábitos de apoyo.

Ejemplos de hábitos son, leer todos los días, andar X kilómetros al día, beber X litros de agua al día, planificar las tareas del día siguiente, …

Existen muchos tipos de hábitos y aunque cuesta un determinado tiempo consolidarlos, una vez adquiridos son palancas que pueden ayudarnos a ser más eficientes, y a alcanzar objetivos más fácilmente.

Dado que la forma más sencilla de explicar mi idea es con un ejemplo, lo explicaré utilizando uno de mis objetivos mensuales. Se trata mi objetivo de “pérdida de peso”. Para el seguimiento de este objetivo utilizo una plantilla en GoodNotes que voy cumplimentando a lo largo del mes.

Objetivo “Pérdida de peso”

Objetivo – Perdida de peso

El objetivo es conseguir estabilizar mi peso entre 95 y 96, y para alcanzarlo me apoyo en tres hábitos diarios:

  • Andar más de 7,5 km al día, e intentar que ningún día sean menos de 5 km. Un diagrama de barras es la forma de registrar este hábito.
  • Mantener hábitos saludables de alimentación. Básicamente, comer fruta, beber suficiente agua, evitar postres y agua, e intentar mantener unos horarios estables en las horas de alimentación. Una marca negra indicará satisfacción en hábitos saludables, roja indicará que podría haber sido mejor.
  • El último hábito es el de registrar el peso diariamente. Mantener la hoja del objetivo mensual con el seguimiento del resto de hábitos es en sí mismo un hábito fundamental ya que nos refuerza y nos da el control y seguimiento del mismo.

Esta es la forma de definir OKRs, podéis ver el ejemplo en más detalle en mi perfil de LinkedIn en el siguiente enlace: Ejemplo personal de OKRs Ahí explicó también que es un OKR.

¿Qué opinas?

Me interesa tu opinión, la colaboración es una forma increíble de crecimiento. ¿Tienes objetivos difíciles de cumplir? ¿Se te ocurre algún hábito que te ayudaría a conseguirlo?

Compártelo conmigo y pensemos juntos.

Muchas gracias.

Dos ideas sobre el aprendizaje

En este artículo me limitaré a exponer dos ideas sobre el aprendizaje. Considerando al aprendizaje como una actividad que debemos desarrollar a lo largo de toda nuestra vida, ya que en el mundo actual no es posible limitarlo a los años de escolarización.

¿Podéis creer que mucha gente no vuelve a leer un libro en su vida tras la universidad, o el instituto?

Para ilustrar este artículo he preparado un boceto de SketchNote, que después os mostraré entintado.

Boceto inicial

No es necesario que seamos expertos

Seguro que habréis oído o leído la siguiente frase:

Son necesarias 10.000 horas para ser experto en un determinado tema.

Esta frase probablemente sea cierta, y por ejemplo para ser un Rafa Nadal en Tenis necesitaríamos esas 10.000 horas. Ahora bien, para dominar los fundamentos de un tema con muchísimo menos es suficiente. Y probablemente, esa barrera de las 10.000 h nos está frenando para comenzar a estudiar un determinado tema o practicar una determinada disciplina.

Olvídate de esa barrera, no necesitas ser un experto para ser bueno. Lo realmente importante es nunca dejar de seguir aprendiendo.

Aprender requiere esfuerzo y pasar momentos de decepción

La curva del aprendizaje no es lineal. La curva del aprendizaje pasa por distintas fases y es necesario que las conozcamos para estar preparados para ello. Las diferentes fases son las siguientes:

  • Desconocimiento. En esta primera fase de descubrimiento, aún no sabemos lo que no sabemos.
  • Confianza estupida. Se trata de la fase en la que creemos que sabemos todo, pero aún no sabemos lo suficiente. Nos queda mucho trabajo por delante.
  • Decepción realista. Es el momento más peligroso. Es cuando descubrimos lo que realmente no sabemos y lo que nos falta para alcanzar nuestro objetivo. Puede dar vértigo.
  • Maestría Lograda. Es el momento en que ya somos lo suficientemente buenos para dominar ese conocimiento.

Seguidamente os dejo el SketchNote de estas ideas ya entintado.

Sketchnote entintado

El vídeo del entintado

Para finalizar os dejo el vídeo del proceso de entintado y en el que también explico las dos ideas principales del artículo.

Dos ideas sobre el aprendizaje

Si te ha gustado déjame un comentario, y en caso contrario también y así podré seguir mejorando.

Muchas gracias.