Controla tus Redes Sociales

Las redes sociales son una tecnología increíble, nunca antes en la historia ha existido una forma de interconectar a todo el mundo de una forma inmediata. No sólo eso, cada una de las personas conectadas es capaz de exponer sus propias ideas en las mismas condiciones que las grandes corporaciones.

Particularmente las considero útiles para extender nuestros mensajes, los contenidos de nuestros blogs, y para extender nuestras pequeñas o grandes comunidades en torno a diferentes temas.

Sin embargo, también existe un lado oscuro.

Tú decides – RRSS

El lado oscuro

En un inicio las redes jugaban a un juego infinito en el que perseguían grandes valores y visiones.

Ofrecer comunicaciones más privadas, personalizadas, seguras y que funcionen a través de Instagram, WhatsApp y Messenger.

Visión de Facebook

Nuestra visión es unir a la empresa y la comunidad en una fuerza para hacer el bien.

Visión de Twitter

Conectar globalmente a los profesionales para que puedan lograr una mayor productividad en su trabajo y logren un mayor éxito en su carrera

Visión de LinkedIn

Sin embargo, existen voces bastante cualificadas que nos alertan de un cambio en el juego de estas grandes tecnológicas. Al parecer estas compañías podrían estar cambiando su juego infinito por un juego finito en el que priman más los intereses económicos y la presión de los inversores que el cumplimiento de sus visiones iniciales.

Os aconsejo leer el libro de Simon SinekEl juego infinito”, simplificando mucho, un juego infinito valora sobre todo mejorar la vida de las personas en el sentido de la visión declarada. En el juego finito priman los beneficios económicos a corto plazo.

Voces como el documental “El dilema de las redes sociales” o Jaron Lanier y su libro “Diez razones para borrar tus redes sociales” nos muestran el lado oscuro y como las RRSS utilizan las bases de la psicología conductista para manipularnos y transformarnos en adictos a ellas, y con el único objetivo de aumentar sus beneficios económicos gracias a la publicidad a la que nos exponen.

En esencia, utilizan inteligencia artificial y algoritmos con el objetivo de mantenernos enganchados a nuestras pantallas, y esta es la razón por lo que muchos abogan por cerrar sus redes y dejar de estar expuestos a esa manipulación global.

Por el momento, mi postura no es tan radical como para abandonar mis RRSS. Creo que si quieres mejorar algo debes de implicarte y tratar hacerlo desde dentro. Pienso, que cuantas más personas las utilicen de forma ética, aportando valor y contenidos interesantes mejor será la calidad de las mismas.

Ahora bien, para utilizarlas de una forma adecuada debemos de tomar precauciones y en el caso de menores aplicar restricciones a su utilización.

¿Podemos controlar nuestras redes?

¿Qué ocurriría si en lugar de dejarnos manipular utilizamos la potencia de las redes y pasamos a tomar el control de las mismas? ¿Por qué no aprovechar sus beneficios minimizando el poder oscuro que las dirigen desde dentro?

Creo que esto es posible en buena medida controlando los siguientes parámetros:

  • Cuándo las usamos
  • Cuánto las usamos
  • Para qué las usamos
  • Cómo las usamos

Veamos en detalle cada uno de ellos. Comenzaremos con el Cuándo y el Cuánto.

Tú decides – RRSS cuándo y cuánto

Cuándo las usamos

Controlar cuándo las utilizamos es el primer paso, debemos de evitar a toda costa estar constante enganchados a ellas. Para conseguir esto tienes que hacer dos cosas básicas:

  • Establecer franjas horarias en las que puedes usarlas y franjas en las que directamente las evitarás a toda costa.
  • Eliminar todas las notificaciones de tus dispositivos. Esto evitará la tentación de ir a la correspondiente RRSS a ver qué es lo que se ha publicado. Yo decido cuándo entro en una RRSS.

En un dispositivo iOS, el propio sistema dentro de Ajustes nos da herramientas que nos ayudan a gestionar estos parámetros de forma automática.

iOS eliminar notificaciones

Cuánto las usamos

Además de establecer las franjas horarias, también podemos establecer límites de tiempo de uso de las diferentes RRSS. Y en este caso la tecnología de nuestros dispositivos también nos ayuda a automatizar esta tarea.

En dispositivos iOS también podemos ir a Ajustes y configurar el sistema para que nos bloqué el acceso automáticamente.

iOS poner límites al uso de Redes Sociales

Para Qué las usamos

Una vez estamos dentro deberíamos plantearnos un objetivo de la visita.

  • Buscar información
  • Ver las últimas noticias
  • Saludar a amigos
  • Publicar contenidos
  • Dar feedback a otra personas de interés

Deberíamos de evitar el conectarnos para perder o matar el tiempo. Evitáremos quedarnos tirando del timeline sin fin, o saltar de un contenido a otro sin sentido aparente.

Sigue a las personas que ofrecen contenido de interés, y amigos, pero evita a desconocidos o recomendaciones que vengan de fuentes indeterminadas.

Tú decides – RRSS qué

Cómo las usamos

No te cierres a nuevas y variadas ideas, y siempre contrasta la información con fuentes fiables. No caigas en el error de los extremos, trata de ver siempre diferentes perspectivas y mantén una mente abierta y libre de prejuicios.

Tú decides – RRSS cómo

Reflexión final

Las RRSS son herramientas muy potentes, y como tales, hemos de saber manejarlas evitando que sean ellas las que nos manejen a nosotros a través de algoritmos de inteligencia artificial.

Me encantaría conocer tu opinión, déjame un mensaje y cuéntamelo.

Muchas gracias

¿Tareas Pendientes?

¿Cuál crees que es el mayor origen del estrés que acumulamos?

Creo que cada uno de nosotros tiene diferentes orígenes para su estrés, en algunos casos son las condiciones económicas, en otros el ambiente de trabajo, para otros es un ambiente familiar poco estable, en definitiva cada uno somos un mundo.

Sin embargo, existe un origen del estrés que es común a todos nosotros y ese no es otro que las tareas inacabadas o pendientes de terminar que vamos acumulando.

¿Por qué dejamos tareas pendientes o inacabadas?

Procrastinamos, simplemente dejamos tareas sin terminar o pendientes ya que no nos sentimos suficientemente motivados a terminarlas, o claramente nos desagradan. Es decir, podría tratarse de un mecanismo de defensa, ya que inconscientemente estamos apartándonos de un dolor inmediato.

Ahora bien, esa procrastinación de tareas trae consigo un incremento de estrés que a medio plazo puede derivar en problemas de salud. Por desgracia, el inconsciente no es capaz de anticipar el dolor que sentiremos en el futuro y que no es otro que el que nos ocasionará el estrés.

Tareas pendientes- Estrés

¡Terminad las tareas pendientes!

¿Sigues algún método de organización personal, GTD, ZTD, CAR, quizás una agenda personal?

¿Tienes tareas pendientes? ¿Tienes claro cuáles son?

No te aconsejaré un método en particular, simplemente quiero aconsejarte que realices tres simples acciones para liberar estrés de tu vida. Después puedes decidir si necesitas un método o no.

Los pasos que te aconsejo son los siguientes:

  1. Haz una lista de las tareas pendientes o inacabadas que tienes en este momento. No importa el ámbito de las mismas, familia, trabajo, salud, lo importante es recoger todas en una única lista.
  2. Identifica las tres tareas más importantes de la lista.
  3. Planifica esas tareas y céntrate únicamente en ellas hasta que estén finalizadas. Olvídate por el momento del resto de tareas de la lista.
  4. Repite el proceso cuando finalices las tres tareas.

Es una tarea desagradable…

Lo sé, tener la tarea en una lista no la hace más agradable, pero quiero que pienses en los beneficios que te traerá eliminarla de las tareas pendientes.

Te indico tres acciones que te ayudan a abordarla:

  • ¿Es una tarea demasiado grande? Si lo es, parte la tarea en subtareas y comienza a realizar la primera de ellas.
  • Oblígate a trabajar en la tarea o subtarea por diez minutos, eso te ayudará a romper la inercia que te lleva a procrastinar. Después de esos primeros diez minutos será más sencillo continuar.
  • Elimina las distracciones e interrupciones que estén en tu mano. Desactiva las notificaciones de cualquier tipo, no contestes al teléfono, ya devolverás la llamada perdida más tarde.

Cuando termines una tarea prémiate, tomate un snack, un café, un buen vaso de agua.

Un punto importante, programa descansos para mantenerte fresco. Procura descansar 10 minutos por cada hora de trabajo.

Añade un plus …

Antes de acostarte dedica cinco minutos a pensar en las tareas que has conseguido finalizar y siente cómo ha disminuido tu estrés.

¿Qué opinas? ¿Sigues un método de organización personal o dejas que el estrés te acompañe como una sombra a todas partes?

Muchas gracias

Críticas – Claves básicas

¿Sabias que una buena crítica puede ayudarnos a mejorar mucho más que un halago?

Es evidente que un halago no le molesta a nadie, pero por lo general únicamente son útiles para inflar nuestro ego. Creedme, siempre es preferible una buena crítica constructiva a un enorme y vacío halago.

Sketchnote sobre las críticas

¿Cuál es la diferencia entre una crítica positiva y una negativa?

La crítica POSITIVA nos ofrece información útil para nuestro futuro APRENDIZAJE.

La crítica NEGATIVA nos ataca el EGO PERSONAL y generalmente produce un impacto negativo en la MOTIVACIÓN.

Ahora bien, no es que debamos evitar la crítica negativa, una buena y constructiva crítica negativa se transforma de forma automática en la mejor herramienta para nuestro aprendizaje.

Otra alerta a tener en consideración, en el momento en el que detectemos que tan sólo estamos recibiendo críticas positivas, es el momento de buscar nuevos retos más exigentes, hemos de volver a buscar situaciones límite que nos vuelvan a meter en la zona de aprendizaje.

Las dimensiones de la crítica

Las dos dimensiones principales de una crítica son las siguientes:

  • La efectividad de la misma. Esta dimensión mide como nos ayuda la crítica a seguir mejorando. Cuanto más nos ayude a mejorar en el futuro más efectiva será.
  • El tiempo o momento en el que se produce. Esta dimensión atenúa o intensifica el poder de la crítica en función de cuando se produce con respecto a la acción o tarea objeto de la crítica.

La efectividad de la misma

En cuanto a la efectividad se identifican claramente tres categorías:

  • GENERALIZADA. Simplemente se nos indica si lo estamos haciendo bien o mal, pero no tenemos indicaciones de detalles concretos, o aspectos que nos puedan dar las pistas para seguir mejorando. Por ejemplo, los likes en una publicación de Instagram.
  • INFORMATIVA. Nos indican lo que estamos haciendo mal, pero no nos aportan ninguna indicación de cómo consideran que podríamos mejorar, ni ejemplos de cómo hacerlo. Por ejemplo, un comentario de un troll en nuestras publicaciones de redes sociales.
  • CONSTRUCTIVA. Responden a la pregunta ¿Cómo arreglar lo que estamos haciendo mal? Nos dan indicaciones, consejos de mejora. En la mayor parte de los casos está crítica viene de un maestro, un mentor, o alguien con más experiencia que quiere ayudarnos. Por ejemplo, las conversiones constructivas a nuestros posts.

El tiempo o momento en el que se produce

En cuanto al tiempo marcaremos dos límites para ponerlo en contexto :

  • La crítica INMEDIATA. Se produce inmediatamente después de la tarea, o la acción objeto de la misma. En términos absolutos es la más efectiva. Como todo en la vida pueden existir matizaciones dependiendo de muchos factores, entre ellos el estado psicológico del sujeto. Pero en líneas generales podemos afirmar que es la más efectiva.
  • La crítica POSTERGADA. Se produce en un tiempo posterior a la acción. Cuanto más tiempo pase desde el momento de la acción menos efectiva será. Atención, si se produce en un tiempo muy lejano podría causar aversión hacia la persona que nos emite esa crítica.

Un ejemplo de buenas prácticas

La organización internacional de oratoria ToastMasters, de la cual soy miembro en su club de Zaragoza, es un buen ejemplo de CRÍTICA bien aplicada.

En el club, una de las herramientas más importantes de la metodología es la evaluación de los discursos, y es que esta evaluación cumple con las dos características principales de una crítica excelente:

  • Se trata de una crítica CONSTRUCTIVA. Generalmente utilizando la conocida técnica del sándwich y que permite a los oradores tomar nota de acciones de mejora para próximas ocasiones.
  • Se produce INMEDIATAMENTE después de haber ejecutado el discurso. Es decir, en el mismo momento y en dos modalidades diferentes. La primera de forma espontánea por miembros voluntarios del club y la segunda por un miembro del club que sigue un manual de evaluación del proyecto específico asociado al discurso expuesto.

Es decir, se trata de la mejor crítica posible y por lo tanto consigue que el aprendizaje en las técnicas de oratoria sean lo más efectivas posibles.

En resumen

En mi opinión, una crítica constructiva recogida de la forma más inmediata posible es el mejor de los escenarios para ayudarnos a seguir mejorando.

¿Cuál es tu opinión? Me encantaría conocerla, deja un comentario y entablemos una buena conversación.

Si te animas añade una buena crítica constructiva a este Post.

Muchas gracias

Odiosas comparaciones

¿Cuánto daño nos hace compararnos con los demás en lugar de concentrarnos en compararnos con nosotros mismos?

“Lo que te propones sinceramente es lo que determina lo que serás.”

Sin embargo, hemos de dejar de proponernos objetivos que simplemente nos lleven a alcanzar o superar a los demás. Hemos de dejar de fijarnos en ellos y comenzar a focalizarnos en lo que nosotros podemos llegar a ser.

El pensamiento de comparación con otros es simplemente absurdo por dos razones:

  • Somos únicos y no podemos compararnos con otros ya que nuestras circunstancias, nuestro contexto, nuestra trayectoria es única y por lo tanto nuestro sistema de unidades de medida es diferente al de los demás.
  • Vivimos en un mundo globalizado y por lo tanto estamos en conexión con el resto de los habitantes de la tierra y es lógico que siempre encontremos a alguien mejor que nosotros en algún aspecto. Sin embargo, nosotros no somos un aspecto en concreto somos el resultado de la combinación de miles de ellos.

Compárate sólo contigo mismo

La clave es trabajar en nuestro desarrollo, en concentrarnos, en ir mejorando la versión de nosotros mismos que deseamos para el futuro.

Compárate únicamente contigo mismo.

“Deja de sobrevalorar lo que no tienes y concéntrate en apreciar lo que SÍ posees.”

La receta teórica es muy sencilla, la práctica y la constancia son las que nos complican el éxito. Así que deja de fijarte en los demás y comienza a mejorar la versión con la que mañana te despertarás.

La receta

Las galletitas de tu éxito:

  • Selecciona los mejores ingredientes, aquellas pasiones que te hacen vibrar.
  • Mézclalos con creatividad y focalizate en amasarlos con todo tu cariño.
  • Práctica con constancia las formas, busca seguir mejorando cada día en hacer la galletita perfecta.
  • Hornéalas a la temperatura adecuada, con la actitud correcta.
  • Cuando estén listas, compártelas con alegría para que los demás también disfruten contigo del éxito.

Y recuerda que al día siguiente el reto será seguir mejorando nuestra propia receta. Seguir compartiendo y seguir disfrutando de la aventura de ser los pasteleros de nuestra propia vida.

¿Te animas a preparar tus propias galletitas?