El gran secreto para hablar en público

Es cierto que hablar en público es uno de los mayores miedos de la gran parte de la población mundial, pero no es menor cierto que dominar esta habilidad te abrirá las puertas del éxito profesional.

Pues bien, tengo para ti una notica excepcional, ToastMasters Zaragoza reanuda sus sesiones tras el descanso veraniego, y estamos dispuestos a contarte el gran secreto para dominar la habilidad de hablar en público.

Además, lo tendrás muy fácil, ya que nuestras sesiones son en Zoom. ¿Quieres asistir como invitado/a a la próxima sesión del día 9 de septiembre a las 19:15 (Hora Madrid-España)? Deja un comentario y te remitiremos el enlace a la sesión.

3 Mitos sobre el Aprendizaje

3 falsos mitos sobre el aprendizaje

Existen tres Mitos Falsos sobre el aprendizaje que no nos están ayudando a mejorar nuestras habilidades en general, ni la habilidad de hablar en público en particular. Estos mitos son los siguientes:

  1. Las habilidades están limitadas genéricamente. Es decir, que nuestra genética marcaría las habilidades que podemos llegar a dominar, y el resto no merece la pena perder el tiempo.
  2. Si hacemos algo durante el tiempo suficiente por fuerza mejoraremos. Curiosamente el aprendizaje no funciona exactamente así. La repetición puede llevarnos al estancamiento y a empeorar nuestro rendimiento.
  3. Lo único que hace falta para mejorar es esfuerzo. El esfuerzo es necesario, pero no suficiente, ya que necesitamos saber dónde poner el foco.

En definitiva, una buena noticia y es que la genética no es una limitación a tu aprendizaje, todos podemos llegar a ser excelentes oradores. Por otra parte, las malas noticias son que el esfuerzo y la repetición no son suficientes.

Y entonces, ¿Cuál es el gran secreto?

La práctica deliberada

El gran secreto es la práctica deliberada, necesitaremos un enfoque correcto y una práctica dirigida y regular.

ToastMasters Zaragoza te da la oportunidad de practicar la Oratoria en un entorno controlado, regular y de la forma correcta.

La filosofía se basa en tres características fundamentales:

  • Hacernos salir de nuestra Zona de Confort. El programa de ToastMasters está diseñado para forzarnos a salir de nuestra zona de confort.
  • Practicar haciendo, no se trata de un estudio teórico, se trata de la práctica directa de las habilidades.
  • Recibir feedback inmediato, tanto del nivel de ejecución, como de recibir consejos sobre cómo mejorar la próxima ponencia.

En conclusión

El secreto es la práctica deliberada y en ToastMasters Zaragoza la tienes a tu disposición. Deja un comentario, asiste a una de nuestras sesiones y sigamos la conversación.

Muchas gracias

Referencias

“Número Uno” Andrés Ericsson y Robert Pool. Un excelente libro sobre la práctica deliberada.

4 Hábitos para gestionar tareas

¿Conoces el efecto Zeigarnik?

Se trata de un efecto descubierto en 1920 por la Doctora Zeigarnik que se basa en que somos capaces de recordar mucho mejor las tareas incompletas que las que ya hemos finalizado.

A modo de ejemplo, este efecto es ampliamente utilizado por las series de televisión, las cuales introducen en la trama un elemento inacabado cuando se aproxima el final de cada uno de sus capítulos. Esto hace que psicológicamente la tarea quede inacabada y residente en la memoria de los espectadores pendiente de ser concluida.

Teniendo en consideración este efecto podemos establecer una serie de hábitos que nos permitirán aprovecharnos de su fuerza positiva en nuestra memoria. En particular vamos a ver 3 hábitos que utilizan este efecto de forma positiva, y un cuarto hábito destinado a eliminar las consecuencias negativas de este mismo efecto.

El efecto Zeigarnik

Potenciar lo positivo

Veamos en primer lugar tres hábitos que nos permitirán mejorar nuestra eficiencia gracias al efecto Zeigarnik. Los hábitos a los que me refiero son los siguientes:

  • Inicia una tarea para generar impulso.
  • Programa descansos tácticos para mejorar la memoria.
  • Utiliza el suspense para generar atención e interés.

Inicia una tarea para generar impulso

Iniciar una tarea aunque sea por unos pocos minutos, activará el efecto Zeigarnik y añadirá una carga cognitiva a nuestra memoria que nos ayudará a finalizar la tarea. Así pues, cuando nos enfrentemos una tarea que estamos constantemente postergando dedícale 30 minutos y tendrás muchas posibilidades de haber activado el impulso necesario para finalizarla.

Es decir, una vez has iniciado la tarea se activa un impulso positivo que nos ayuda a terminarla.

Programa descansos tácticos

Una vez que ya has iniciado una tarea, si esta tarea requiere que recuerdes conceptos o directamente se trata de tareas de estudio, el efecto Zeigarnik nos ayuda a reforzar la memoria si programamos descansos de forma estratégica.

Una práctica excelente es la utilización de la técnica Pomodoro, la cual consiste en dividir la tarea en tramos de tiempo de acción de entre 20 y 30 minutos, y tramos de 10 minutos de descanso.

Utiliza el suspense

En este caso el efecto Zeigarnik también nos ayuda a generar atención e interés. Veamos varios ejemplos en los cuales podemos aplicarlo de la misma forma en la que lo aplican las series de televisión.

  • Cuando estés realizando una presentación y necesites hacer un descanso, deja la presentación en un punto clave sin terminar de aclarar, o lanza una pregunta abierta y conseguirás que el efecto actúe a tu favor en la mentes de tu audiencia.
  • Cuando necesites hacer un anuncio importante utiliza avances informativos para generar interés.
  • Envía siempre el guión de tus reuniones por adelantado, conseguirás que los asistentes puedan reflexionar previamente y obtener mejores resultados.

Evitar lo negativo

En este caso vamos a ver un cuarto hábito que nos ayudará a evitar el efecto negativo de la carga cognitiva que generan las tareas inacabadas.

Una de las consecuencias negativas de acumular tareas inacabadas es que todas ellas consumen carga cognitiva, pero los seres humanos tenemos un límite de carga cognitiva finito.

Cuanta más carga cognitiva consumimos menos eficientes somos y más ansiedad y estrés acumulamos. Así pues, necesitaremos drenar la carga cognitiva de las tareas inacabadas cada cierto tiempo.

La forma más sencilla de hacerlo es con el hábito de finalizar el día creando una lista de tareas pendientes. Con este sencillo hábito descargaremos tensión y estrés. Es decir, con este hábito realizaremos un drenaje diario.

Si añades unos minutos para planificar y priorizar las tareas pendientes, conseguirás la paz mental necesaria para terminar el día preparado para un descanso reparador.

En resumen

Conocer el efecto Zeigarnik nos ayuda a implementar hábitos que nos permiten ser más eficientes en nuestras tareas. ¿Conocías el efecto?

Párate a pensar en cómo planificas y ejecutas tus tareas, ¿puedes ver cómo está actuando este efecto en tu vida?

Implementa estos hábitos en tu vida y verás como te ayudarán a alcanzar de una forma más fácil tus objetivos.

Recuerda que me encantaría saber tu opinión y tu experiencia, añade un comentario para continuar la conversación.

Muchas gracias 😊

Basado en …

Este post está basado en los artículos 4 ways to use the Zeigarnik effect to boost your productivity y All at once? The effects of multitasking behavior on flow and subjective performance.

¿Cómo es tu talento?

Nuestro Talento es un GRAN Roble.

“El pequeño libro del Talento” de Daniel Coyle

En mi post anterior hablaba de la diferencia entre habilidades duras y habilidades blandas. Sin embargo, la mayoría de los talentos son en realidad una combinación de habilidades duras y blandas.

Más aún, según Daniel Coyle, nuestros talentos son como un gran roble. Es decir, tienen un grueso y fuerte tronco que soporta a una elevada y frondosa copa. ¿Adivinas cuál es el tronco y cuál es la copa?

En esta metáfora se esconde una de las principales claves de nuestros talentos.

El tronco de nuestro roble

En el tronco de nuestro roble se encuentran las habilidades duras, repetitivas, mecánicas y que necesitamos ejecutar a la perfección. Pero no por mecánicas son menos importantes, a la larga serán las más importantes para desarrollar nuestro talento.

¿Qué sería de un compositor que no conociera las notas básicas y las ejecutará a la perfección con su instrumento?

¿Qué sería del jugador de basket que no es capaz de ejecutar correctamente un lanzamiento a canasta?

Construye un tronco fuerte y después tendrás tiempo de trabajar las ramas.

La copa de nuestro roble

Con un tronco fuerte seremos capaces de sustentar grandes y frondosas ramas, estas en definitiva son las habilidades blandas, las cuales son flexibles y cambiantes.

Son básicamente habilidades que requieren de un gran despliegue de creatividad. Habilidades que sin una liberación de recursos cognitivos, gracias a la automatización de las habilidades duras, serían muy difíciles de conseguir dominar.

Veamos el resumen gráfico de esta metáfora.

Nuestro Talento es un gran roble

Ejemplo. El talento informático

Las personas con talento informático generalmente dominan una buena parte de las siguientes habilidades blandas:

  • Atención al detalle
  • Autodidactas
  • Pasión proactiva
  • Adaptación al cambio
  • Comunicación eficaz y eficiente
  • Comprender el código ajeno
  • Capacidad de abstracción
  • Curiosidad

Sin embargo, a nadie se le escapa que si bien estas habilidades blandas son las que marcan la diferencia, sin una sólida y fuerte base de habilidades duras nuestro talento informático no llegará muy lejos.

Dentro de la habilidades duras de un informático encontraríamos las siguientes:

  • Conocimientos en matemáticas
  • Conocimientos de lógica
  • Ofimática
  • Lenguajes de programación
  • Inglés
  • Conocimientos de sistemas
  • Mecanografía
  • Diseño

Metáfora gráfica del Talento Informático

Habilidades del talento informático

¿Qué opinas al respecto?

¿Te parece lógico? Se que muchos piensan que las habilidades duras pueden ser automatizadas y que lo importante es dominar las blandas, pero pensadlo bien, ¿en serio pensáis que no debemos dominarlas?

Deja un comentario con tu opinión, sería un placer conocerla.

Muchas gracias.

¿Que tipo de habilidad estoy construyendo?

Cuando estás adquiriendo una nueva habilidad lo primero que necesitas saber es de qué tipo de habilidad se trata.

¿Qué tipo de habilidad estoy construyendo?
¿Qué tipo de habilidad estoy construyendo?

Existen básicamente dos tipo de habilidades “duras” y “blandas

Habilidades DURAS

Las habilidades duras son aquellas que requieren de una GRAN PRECISIÓN. Se deben ejecutar siempre de una forma correcta y rigurosa.

Las características principales son:

  • Son tareas mecánicas, que se repiten siguiendo un determinado modelo o protocolo.
  • Son tareas rigurosas y que requieren de una ejecución lo más perfecta posible.
  • Cuando alcanzamos la maestría hemos de ser capaces de ejecutarlas sin pensar.

Generalmente para las habilidades DURAS se requiere al inicio de un Maestro o Profesor, quien nos enseñará la habilidad, posteriormente el maestro será prescindible.

Ejemplos de habilidades DURAS

  • Aprender a Multiplicar, Sumar, Restar,..
  • Aprender a tocar las notas del solfeo en un instrumento
  • Aprender a dibujar un círculo, un cuadrado, una línea recta

Habilidades BLANDAS

Las habilidades blandas son aquellas en las que el camino a seguir puede ser variable. Las circunstancias y las condiciones particulares alterarán nuestra forma de actuar.

Se requiere de una capacidad de decisión ágil e inteligente. El resultado dependerá de la calidad de las decisiones que tomemos.

Las características principales son:

  • Necesitamos interpretar las condiciones.
  • Hemos de reconocer patrones e identificar posibles estrategias y soluciones.
  • Dependemos de reaccionar con agilidad, interactuando y adaptándonos al entorno.

Para adquirir este tipo de habilidades BLANDAS lo ideal es disponer de un Mentor. El mentor nos orientara y nos aconsejara intensamente cuando estamos adquiriendo estas habilidades.

A diferencia de lo que ocurre con las habilidades DURAS y el profesor, el mentor puede seguir apareciendo de forma habitual cuando necesitemos un consejo u orientación adicional.

Ejemplo de habilidades BLANDAS

  • Desarrollar la solución de un problema matemático complejo
  • Componer una sinfonía
  • Crear una composición dibujística a base de elementos básicos de dibujo

¿Cómo diferenciar una habilidad DURA de una BLANDA?

Al margen de la diferencia anteriormente apuntada con respecto a si es necesario un Maestro o un Mentor, la mejor forma de diferenciarlas es planteandonos las siguientes preguntas.

¿Debe realizarse con la presión de una máquina?

Si la respuesta es Sí, sin duda se trata de una habilidad DURA

¿Depende de reconocer un modelo y tomar decisiones?

Si la respuesta es Sí, sin duda se trata de una habilidad BLANDA

Continuará …

La idea de este post está inspirada en el libro “El pequeño libro del Talento” de Daniel Coyle.

En este pequeño post hemos visto de forma resumida como saber diferenciar entre habilidades duras y blandas. Sin embargo, en el mundo real nada es tan sencillo y las habilidades generalmente están compuestas de otras habilidades más sencillas y que a su vez pueden ser duras o blandas.

¿Qué te parece esta aproximación?

¿Sabes distinguir de qué tipo son las habilidades que posees?

Aunque al final no te decidas a añadir un comentario, piensalo para ti y tendrás una visión más clara de tus habilidades.

Muchas gracias