¿Qué entendemos por marca personal?
Se trata de un concepto muy de moda últimamente y que ha sido impulsado principalmente por las posibilidades de la web 2.0 
Marca personal. Inicia tu camino

Al igual que cualquier marca comercial de una empresa, hoy existe la posibilidad de crear una marca que nos represente a nosotros mismos. Pero no queda ahí el asunto, lo más inquietante es que esa marca se está forjando aunque tu lo ignores. Cuando estás navegando por internet, cuando asistes a una conferencia, cuando te registras en una red social y participas en ella, estás alimentando tu marca.

 

Por cierto, ¿Has buscado alguna vez tu nombre en un navegador?

Sabes que ese resultado es una parte de tu marca personal…

 

¿Qué resultado has obtenido? 

¿Cuántos de los enlaces del resultado te hacen referencia?

 

¿Ninguno? ¿Es eso lo que realmente quieres?

Alguno, pero no muestran lo mejor de mi mismo. ¿Alguna foto que habíamos olvidado?

 

Así pues, el siguiente paso sería preguntarnos:

¿Qué es lo que nos gustaría que encontrase cualquier persona que buscase nuestro nombre?

¡Tranquilos! No nos pongamos nerviosos.

La buena noticia es que si quieres puedes forjar de forma positiva esa marca personal, y con esfuerzo conseguir ajustar el resultado que nos gustaría encontrar,  independientemente de cual sea nuestro objetivo. Objetivos que podrían ser por ejemplo, utilizar está marca para generar una imagen positiva en la búsqueda de un nuevo empleo, mostrar nuestras fortalezas a nuevos clientes para nuestro negocio, mostrar nuestro mejor perfil en la búsqueda de nuevas relaciones, u otros mil más.

Está claro que no estoy intentando hacer una definición exacta, tan solo quiero remarcar la importancia de lo que significa la marca personal. En internet existe información suficiente para ayudarnos a montar nuestra marca personal. Si estás interesado en profundizar, te dejo aquí tres buenos enlaces al respecto:
Sin embargo, me gustaría remarcar tres aspecto que creo que son fundamentales:
  • DOMAR: Tu marca personal tiene vida propia y es tu responsabilidad el domarla para que esté al servicio de tus deseos. Es decir, se consciente de su existencia y añádela a tus aliados.
  • ALIMENTAR: Todo nace en nosotros mismos. Al igual que la confianza nace de la propia autoconfianza. La marca personal nace de potenciarnos a nosotros mismos.
  • DIFERENCIAR: Necesitamos ser los primeros en algún sentido. La diferenciación es necesaria en un mundo tan globalizado.

 

Domar

Domar. Nunca hay viento favorable para el que no sabe hacia donde va.

El primer paso será ser conscientes de la existencia de nuestra marca personal. Una vez que lo tenemos claro existen dos posibilidades:

  • No hacemos nada y dejamos que crezca salvaje. Es nuestra decisión; ya sabemos que después será más difícil de doblegar.
  • Nos ponemos a trabajar. En este caso, tendremos que hacer una evaluación y marcarnos unos objetivos claros.

Recuerda, los objetivos son fundamentales, no podremos llegar a ninguna parte si no sabemos cual es nuestro destino.

 

Como decía antes, en internet tenemos un sin fin de blogs al respecto de la construcción de marcas personales y los enlaces anteriormente indicados son un buen comienzo.

Alimentar

Alimentar. Crea la mejor versión de ti mismo.

No podremos crear una marca personal si personalmente no tenemos nada que ofrecer. Necesitamos analizarnos a nosotros mismos y encontrar qué es aquello que realmente nos motiva y nos apasiona.

Hemos de ser conscientes que la adaptación al cambio es necesaria y buscar en todo momento seguir creciendo, esto es un objetivo incuestionable y complementario a todo objetivo planteado.

Sin ninguna duda tenemos que creer en nosotros y en nuestras posibilidades, trabajar en nuestra zona de influencia y luchar por alcanzar los objetivos marcados.

Diferenciar

Diferenciar. Crea una categoría en la que puedas ser el primero

Existe un libro muy interesante titulado Las 22 leyes inmutables del marketing.” En este pequeño pero gran libro se habla de la existencia de un conjunto de Leyes que no pueden ser violadas en el ámbito del marketing.

La marca personal, tiene ciertas similitudes con el marketing y las dos primeras leyes comentadas en este libro son las siguientes:

  • La ley del liderazgo: Es mejor ser el primero que ser el mejor
  • La ley de la categoría: Si no puedes ser el primero en una categoría, crea una nueva en la que puedas ser el primero.

 

La Ley del liderazgo

Todo el mundo sabe que Neil Armstrong fue el primer hombre en pisar la Luna. Pero, ¿Quién fue el segundo?
Seguro que estás pensado que ser el primero en algo hoy por hoy es demasiado complejo, pero para eso tenemos a la segunda ley.

La Ley de la categoría

A las personas nos encanta crear categorías y clasificar todo tipo de cosas y actividades. Así pues, tenemos una gran oportunidad. Quizás de entrada no podamos ser los primeros en lo que realmente seamos buenos, pero seguro que será más fácil encontrar ese segmento donde podamos destacar.

En resumen

En ningún momento he dicho que crear nuestra marca personal sea fácil. En realidad requiere de mucho trabajo, tiempo y una buena dosis de paciencia. Ahora bien, recuerda que todo camino comienza por un primer paso.
Toma las riendas de tu marca personal para domarla, después procura alimentarla bien para que crezca fuerte, y finalmente busca su diferenciación. Busca aquello que la haga especial y le permita brillar con luz propia.
Categoría:
Marca Personal, Reflexiones
Etiquetas:
, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: