Hoy me limitaré a compartir con vosotros una pequeña reflexión filosófica.

Por lo general los seres humanos nos centramos en eliminar nuestros defectos, o en adquirir nuevas capacidades. No es que esto sea algo malo o erróneo, pero por lo general las personas que dedican su tiempo en alcanzar la maestría en una determinada habilidad, en la cual son especialmente buenos, son las que suelen alcanzar el éxito.

Sin embargo, a pesar de está evidencia, pocos son los que tienen el suficiente coraje y fuerza de voluntad para alcanzar los niveles de excelencia necesarios para sobresalir por encima de la mayoría.

Es tu decisión, Enfócate en lo que quieres y no en lo que temes. Reinvéntate.

Es tu decisión, Enfócate en lo que quieres y no en lo que temes. Reinvéntate.

El miedo nos hace equivocar el enfoque

Sí, el temor a no estar a la altura de las circunstancias, a no dominar especialmente algún tema nos induce a la dispersión. Sin embargo, el éxito se alcanza por la vía del enfoque, de tener objetivos claros y bien definidos, y esforzarse trabajando duro en alcanzarlos.

Para que el miedo desaparezca necesitamos tener una gran autoestima e ignorar las opiniones de los demás. Añade un buen trabajo de autoconocimiento y una buena dosis de trabajo duro, y sin duda alcanzarás niveles de éxito que pensabas fuera de tu alcance.

Fácil de decir, difícil de hacer.

El miedo a perder lo que tenemos o simplemente a no disponer de los recursos necesarios para seguir adelante con nuestra vida, nos da vértigo. Así pues, la forma de salir del estancamiento es reforzando nuestras fortalezas, conseguir alcanzar un grado de maestría y excelencia que nos de la fuerza necesaria para cambiar nuestro destino y poner la mirada en nuestros verdaderos sueños e ilusiones.

Aunque, ¿No será esta otra simple excusa para seguir en nuestra zona de confort mientras nos preparamos?  Quizás sea tan solo una forma de tranquilizar nuestra conciencia y ganar tiempo. Tiempo que ya nunca podremos recuperar.

Tiempo para repensar nuestra vida

Muchos de nosotros en nuestros trabajos dedicamos buena cantidad de tiempo a planificar, proyectos, reuniones, viajes y todo tipo de tareas. Sin embargo, muy pocos de nosotros dedicamos el tiempo suficiente a pensar en nuestras vidas. Esto que dejamos pasar sin dar la menor importancia tiene una gran transcendencia, ya que el tiempo pasa rápido y lo usemos bien o mal, una vez consumido jamas volverá.

Así pues, es importante dedicar tiempo a reflexionar sobre nosotros, nuestros deseos, nuestros sueños y tratar en todo momento de alinear estos con nuestras acciones.

Identifica las prioridades en tu vida de forma integral y entonces decide tu verdadero futuro. No dudes, actúa. Cada pequeño paso cuenta, no dejes pasar ninguna oportunidad.

Adopta el cambio, es lo único que permanece constante.

 

 

Categoría:
Liderazgo, Marca Personal
Etiquetas:
,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: