Durante este verano, exactamente el 15 de julio de 2016, se produjo el lanzamiento del esperado Pokémon Go en España. El fenómeno como todos sabemos ha superado cualquier expectativa. Lo que pocos conocen es que este juego también se asocia al llamado Síndrome de Peter Pan.

El problema no termina ahí, con la llegada del final de las vacaciones otro síndrome amenaza con azotar nuestras vidas, el llamado Síndrome Post-vacacional.

¿Podrán nuestros cuerpos soportar estos niveles de estrés?

¿Podría explicar Pokémon Go la razón por la cual Peter Pan tiene Síndrome Post-vacacional?

¿Podría explicar Pokémon Go la razón por la cual Peter Pan tiene Síndrome Post-vacacional?

Síndrome de Peter Pan

El síndrome de Peter Pan es considerado un problema bastante extendido en la sociedad actual, según podemos extraer de la WikiPedia las características de un “Peter Pan” serían las siguientes : “irresponsabilidad, rebeldía, cólera, narcisismo, arrogancia, dependencia, negación del envejecimiento, manipulación, y la creencia de que está más allá de las leyes de la sociedad y de las normas por ella establecidas.”

¿Conoces a alguien que encaje con estas características? ¿Eres capaz de realizar tu propio autoanálisis? No sé, es difícil llegar a conclusiones claras. Sin embargo, que el juego envuelve al jugador en un mundo ilusorio que fomenta la desconexión social está muy claro, de aquí hasta alcanzar el resto de características distan muy pocos pasos.

Por si fuera poco, este lanzamiento llego precisamente cuando estábamos en plenas vacaciones, con demasiado tiempo disponible y por lo tanto especialmente vulnerables a este tipo de perdida de tiempo. ¿Qué ocurrirá ahora al volver al trabajo? ¿Veremos a algún directivo o algún diputado capturando un Pokémon mientras atiende una soporífera reunión?

Por desgracia, con la vuelta al trabajo también hay quien sufre el llamado Síndrome Post-vacacional. Seguramente un añadido extra de estrés.

Síndrome Post-vacacional

Se trata del síndrome que se produce como consecuencia de la difícil readaptación que tienen las personas a las responsabilidades laborales, dado que durante el periodo vacacional simplemente abandonan cualquier tipo de rutina establecida a lo largo del año.

La gente deja de respetar los horarios de comida, la hora de levantarse, deja de ir al gimnasio, consume más calorías de las necesarias, y además por lo general lo hace sin el menor remordimiento.

La clave de este problema es que no todas las rutinas son malas, en realidad muchas de las rutinas que seguimos a lo largo del año son en realidad hábitos muy saludables y que nos ayudan a mantener el equilibro en nuestras vidas.

¿Cómo podemos ser inmunes a estos síndromes?

Muy sencillo, disponiendo de un conjunto de rutinas o hábitos positivos que nos ayuden a mantener el equilibro y a crecer como personas individuales, y como agentes del cambio dentro de nuestras comunidades.

Cuando disponemos de un amplio repertorio de hábitos positivos, las modas pasajeras no nos afectan, tal es el caso de Pokémon Go. Además, tampoco romperemos de forma brusca nuestra forma de vivir en los periodos vacacionales, con respecto a los periodos laborales. En definitiva, evitamos el peligro de los síndromes anteriormente comentados.

Lógicamente como todo en la vida, hemos de mantener un equilibrio sano de todos y cada uno de nuestros hábitos, eliminando en la medida de lo posible aquellos que no nos benefician lo más mínimo. Por ejemplo, en mi caso, cuando llega el verano los helados siempre han sido uno de mis puntos débiles, sin embargo este año estoy consiguiendo de una forma muy positiva eliminar el abuso de los mismos.

Hábitos saludables y productivos

El tema de los hábitos productivos y saludables, es uno de los temas que más me gusta y por ese motivo, ya he escrito anteriormente sobre ellos en multitud de entradas como las siguientes:

Además, podrás encontrar montones de artículos en internet y gran cantidad de libros de autoayuda y productividad al respecto de este tema. Sin embargo, lo mejor que puedes hacer es buscar los hábitos que mejor encajen contigo y seguirlos, es decir tomar acción.

Si me permites un consejo y quieres comenzar con una buena base, los hábitos que tendrías que establecer son los siguientes:

  • Mantener unos horarios estables de comida.
  • Descansar lo necesario. (No menos de 6 o 7 horas diarias)
  • Hacer ejercicio físico de forma regular. (Sí es posible todos los días)
  • Dedicar tiempo a la lectura productiva. (Todos los días al menos 20 minutos)

Bueno, por el momento esto es todo. Por cierto, mañana vuelvo al trabajo después de dos semanas de vacaciones, y tengo claro que mis hábitos ayudarán a mantener mi actitud que sin duda será 100% POSITIVA.

 

Categoría:
Buenas practicas, Liderazgo, Marca Personal, Reflexiones
Etiquetas:
, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: