Nuestro Talento es un GRAN Roble.

“El pequeño libro del Talento” de Daniel Coyle

En mi post anterior hablaba de la diferencia entre habilidades duras y habilidades blandas. Sin embargo, la mayoría de los talentos son en realidad una combinación de habilidades duras y blandas.

Más aún, según Daniel Coyle, nuestros talentos son como un gran roble. Es decir, tienen un grueso y fuerte tronco que soporta a una elevada y frondosa copa. ¿Adivinas cuál es el tronco y cuál es la copa?

En esta metáfora se esconde una de las principales claves de nuestros talentos.

El tronco de nuestro roble

En el tronco de nuestro roble se encuentran las habilidades duras, repetitivas, mecánicas y que necesitamos ejecutar a la perfección. Pero no por mecánicas son menos importantes, a la larga serán las más importantes para desarrollar nuestro talento.

¿Qué sería de un compositor que no conociera las notas básicas y las ejecutará a la perfección con su instrumento?

¿Qué sería del jugador de basket que no es capaz de ejecutar correctamente un lanzamiento a canasta?

Construye un tronco fuerte y después tendrás tiempo de trabajar las ramas.

La copa de nuestro roble

Con un tronco fuerte seremos capaces de sustentar grandes y frondosas ramas, estas en definitiva son las habilidades blandas, las cuales son flexibles y cambiantes.

Son básicamente habilidades que requieren de un gran despliegue de creatividad. Habilidades que sin una liberación de recursos cognitivos, gracias a la automatización de las habilidades duras, serían muy difíciles de conseguir dominar.

Veamos el resumen gráfico de esta metáfora.

Nuestro Talento es un gran roble

Ejemplo. El talento informático

Las personas con talento informático generalmente dominan una buena parte de las siguientes habilidades blandas:

  • Atención al detalle
  • Autodidactas
  • Pasión proactiva
  • Adaptación al cambio
  • Comunicación eficaz y eficiente
  • Comprender el código ajeno
  • Capacidad de abstracción
  • Curiosidad

Sin embargo, a nadie se le escapa que si bien estas habilidades blandas son las que marcan la diferencia, sin una sólida y fuerte base de habilidades duras nuestro talento informático no llegará muy lejos.

Dentro de la habilidades duras de un informático encontraríamos las siguientes:

  • Conocimientos en matemáticas
  • Conocimientos de lógica
  • Ofimática
  • Lenguajes de programación
  • Inglés
  • Conocimientos de sistemas
  • Mecanografía
  • Diseño

Metáfora gráfica del Talento Informático

Habilidades del talento informático

¿Qué opinas al respecto?

¿Te parece lógico? Se que muchos piensan que las habilidades duras pueden ser automatizadas y que lo importante es dominar las blandas, pero pensadlo bien, ¿en serio pensáis que no debemos dominarlas?

Deja un comentario con tu opinión, sería un placer conocerla.

Muchas gracias.

Categoría:
Liderazgo, Organización, Reflexiones, Storytelling, Visual Thinking
Etiquetas:
, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: